CHEESECAKE DE ARÁNDANOS

Si hay algo que creo que caracteriza a las familias de nuestro país es que nos encanta demostrar el amor a través de la cocina y de las recetas dulces y ricas para compartir juntos en la mesa.

Cambiar tu estilo de vida hacia una alimentación consciente y saludable no tiene por qué significar dejar esta característica tan propia de nosotros de lado. Al contrario puedes brindar cariño con platos ricos, pero que al mismo tiempo también son nutritivos!

Disfruto mucho de jugármela con preparar cosas ricas para que otros disfruten y rompan los mitos de que comer sano es comer fome! Esta receta es especial para ese propósito!

Ingredientes:

  • 1 taza de arándanos
  • 1 taza de nueces
  • 1 taza de dátiles
  • 2 cdas de jugo de limón
  • ½ taza de leche vegetal o yogurt
  • 1 taza de castañas de cajú
  • Coco rallado
  • 3 cdas de miel

Preparación:

Para la base: Humedecer durante 30 min los dátiles sin carozo y las nueces, luego escurrir el agua y procesar hasta molerlos y que se arme una pasta.  Amasarla con las manos haciendo una bolita y luego extenderla sobre un molde de kuchen o de queque con papel mantequilla o alusa para que no se pegue.  Se aprieta y se extiende hasta armar una base uniforme.

Para el relleno:

Durante la noche deja remojando las castañas de cajú en agua. Luego al día siguiente se procesan en la licuadora o minipymer las castañas, la leche vegetal, el jugo de limón, la miel y los arándanos. Se armará una crema que debes verter sobre la base en el molde.

Luego llevas a congelar durante 3 o 4 horas, y una vez que ha tomado la consistencia densa del cheesecake, puedes espolvorear coco rallado arriba para decorar!