Sobre Mí

Mi trabajo es acompañar transformaciones de mujeres, para que puedan despertar su sabiduría espiritual y liderazgo desde su autenticidad e identidad única, sin imitaciones ni modelos. 

Me apasiona transmitir una Espiritualidad con cuerpo, mente, historia, emociones y ritos.

Para esto, a través de mi investigación teórica y experiencial, he diseñado un método único de conexión que se caracteriza por la INTEGRACIÓN, para que mujeres urbanas, mestizas y diversas podamos acceder a esta sabiduría sin etiquetas de por medio. 

Comencé a investigar sobre espiritualidad y salud de la mujer el 2005, desde ese entonces he viajado por el mundo estudiando y viviendo con curanderos y maestros de Latinoamérica y Asia. He conocido en profundidad el mundo místico y shamanico, donde he sido nombrada como curandera y aprendiz directo de importantes Gurus. En Marzo del 2021 publiqué mi primer libro con Editorial Planeta, que en 3 meses sacó su segunda edición: “Habitarme Mujer”

Soy Psicóloga de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y estoy certificada en India, Chile y Argentina en Medicina Ayurvédica.

Actualmente estoy certificándome como Mentora de proyectos con impacto social por la Escuela de Ingeniería de la UC.

He tenido la oportunidad de tener más de 6000 mujeres como alumnas en mi Escuela Online, esa diversidad de relatos femeninos de distintas partes del mundo, me han permitido grabar importantes aprendizajes que hoy están a disposición de tu camino.

Francisca Vargas R.

Mis Maestros y Formación

Autorizarme a mi misma como sanadora me tomó años. No debe tomarse a la ligera la decisión de estar en posición de guía, de sostener círculos, retiros y cualquier experiencia terapéutica y espiritual. El currículum que sostiene a un curandero viene del recorrido en las artes de su propia sanación y búsqueda. 

 A mis 19 años comencé el camino, desde ese entonces he coleccionado certificados de honor, estudios de pregrado y posgrado, pero mi aprendizaje más profundo ha venido del trabajo directo con shamanes y sanadores. 

He tomado refugio en un acto simbólico de reconocimiento a Amma, mi maestra espiritual tras vivir con ella en India. He pasado muchos retiros de silencio, he vivido sola sumergida en la selva sin electricidad, he purgado, hecho dietas estrictas de plantas medicinales, ofrendado ayunos,  peregrinado en  las alturas de los Himalayas con sabios renunciantes que viven en cuevas.

En mi recorrido he pasado meses desconectada de todo lo que quiero y conozco para vivir prácticas de conexión profunda, y así he pasado 3 ritos de iniciación espiritual de la mano de curanderos ancestrales de oriente, siendo reconocida como sanadora. 

Y todo esto ¿para qué?

Para ir hacia la profundidad, para conocer mi luz y mi sombra, para enfrentar mis miedos y mis dolores y por sobre todo para cultivar la devoción y la docilidad que se necesita para que sea la naturaleza la que se manifieste, para poder ser un canal lo más limpio posible, ya que sólo de esa forma se puede estar al servicio de la medicina y dejar que esa energía universal muestre, guía y trabaje. 

He invertido casi la mitad de mi vida en esta formación, a ratos desafiante, pero me ha llenado de vida y de sentido por lo que hago, tengo fuerza para seguir en este aprendizaje hasta el final, porque amo este camino con todo mi ser y no podría imaginarme en ningún otro lugar que no sea este en el que estoy y al que voy.

Lo que ofrendo como mi propia medicina hoy, es este recorrido profundo de transformación personal.  

Revisa mi entrevista: